Día Internacional de la Mujer Trabajadora

En este 2021, volvemos a parar. Las mujeres y las disidencias paramos por el Día Internacional de la Mujer trabajadora.

Paramos para recordar lo qué pasó aquel 8 de marzo de 1908 en la fábrica Cotton de Estados Unidos, donde 129 mujeres hicieron un paro por mejoras laborales y murieron quemadas.

Paramos porque en Argentina, cada 22 horas muere asesinada una mujer por el solo hecho de ser mujer. Paramos porque la brecha horaria entre femicidio y femicidio, cada año es más corta. Paramos porque nos siguen abusando, violentando, violando. Paramos porque durante la pandemia los casos de violencia de género en la provincia de Buenos Aires aumentaron un 60%. Paramos porque reclamamos al Estado hace más de un año la urgente declaración de la emergencia en violencia de género.

Paramos porque tenemos memoria y al igual que aquellas mujeres que han luchado antes en nuestro país y el mundo, nos organizamos para construir una realidad diferente dónde podamos combatir las desigualdades e injusticias que nos atraviesan. Paramos porque aún las mujeres y las disidencias no tenemos las mismas posibilidades que los hombres. Paramos porque nos siguen cosificando, acosando y maltratando en nuestros puestos de trabajo. Paramos porque un hombre en un mismo puesto de trabajo que una mujer gana más.

Paramos porque durante la pandemia quedó demostrado que todas las tareas de cuidado recaen sobre las mujeres, imposibilitando su total desenvolvimiento, impidiendo continuar con sus trabajos y estudios. Paramos porque en uno (1) de cada diez (10) hogares hay distribución equitativa de tareas entre mujeres y varones. Paramos porque las mujeres le suman a su trabajo la carga adicional que supone el acompañamiento de sus hijos e hijas en el proceso educativo en el hogar.

Paramos porque las mujeres seguimos siendo las más desocupadas y precarizadas dentro del mercado laboral. Paramos porque necesitamos que todas las mujeres tengan independencia económica y no dependan de nadie. Paramos porque las travestis y trans no tenemos un abanico de opciones y en la mayoría de los casos se ven obligadas a ejercer la prostitución como única forma de supervivencia. Paramos porque es necesario que se cumpla con el cupo laboral trans.

Paramos porque sabemos que, si nosotras paramos, las mujeres y las disidencias, se para el país. Se para el mundo, compañeras.

Paramos porque necesitamos la plena implementación de la ESI. Una victoria de los colectivos de mujeres y las disidencias. Una herramienta que nos permite y les permitirá a las futuras generaciones prevenir casos de abuso y violencia, que les y nos permitirá vivir una vida plena, pudiendo decidir y elegir, disfrutar y gozar.

Paramos porque necesitamos una Ley de Hábitat pensada para las madres y jefas de hogares. Paramos porque si nos violentan somos nosotras las que tenemos que abandonar nuestras casas. Paramos porque las mujeres, lesbianas, travestis y trans, seguimos siendo oprimidas por un sistema machista y patriarcal.

Paramos porque cada vez que acompañamos a una de nosotras a denunciar la policía no nos cree. Paramos porque cuando las causas judiciales avanzan (cosa que no suele ser real) los jueces, las juezas y los fiscales nos revictimizan. Paramos porque necesitamos que todos los y las empleadas de los espacios públicos y privados sean capacitados con la Ley Micaela. Paramos porque necesitamos que los y las periodistas y comunicadoras también deben recibir capacitación con perspectiva de género.

Paramos porque necesitamos urgentemente una reforma judicial feminista. Paramos por la plena implementación de las leyes conquistadas por los colectivos de mujeres y disidencias.

Paramos porque somos nosotras las que nos acompañamos, asesoramos y organizamos para salir de las situaciones a las que nos vemos sometidas cotidianamente.

Paramos porque los gobernantes locales hacía más de 60 días que no convocaban a la Mesa de Gestión Local. Paramos porque no alcanza con un programa pensado por varones. Paramos porque, año tras año, el presupuesto que se destina en políticas públicas en género se reduce notablemente.

Paramos porque, aunque ahora tenemos Ministerio de las Mujeres y las Disidencias que llevan a cabo una serie de programas, convenios y trabajan día a día para erradicar la violencia, no es suficiente, aun necesitamos más políticas públicas para que nos cuiden y dejen de matarnos. Paramos porque todos los días los medios nos cuentan que a una de nosotras su pareja la cagó a palos, la quemo, la empalo o la descuartizó.

Paramos porque durante esta gestión perdimos a 3 compañeras, en Chacabuco, y, en Rawson dos más. Paramos porque en nuestra ciudad, sufrimos y acompañamos en incontables oportunidades a pibas, adolescentes y mujeres abusadas, violadas, golpeadas.

Paramos porque esos violentos, acosadores y abusadores caminan, trabajan, concurren a lugares públicos sin que nadie los mire mal, los condene mientras que nosotras nos quedamos encerradas en nuestras casas, con miedo por la crítica constante que recibimos por ser mujeres violentadas. Paramos porque no queremos vivir más con miedo.

Paramos porque sabemos que luchar es la única herramienta con la que contamos las mujeres. Paramos porque la fuerza de las mujeres nos devuelve derechos, nos potencia, nos empodera. Paramos porque unidas y organizadas vencemos el miedo, ganamos las calles y le daremos batalla a este sistema patriarcal, porque ya no hay vuelta atrás y una vez, tarde o temprano, se va a caer y sino, lo vamos a tirar compañeras, no nos callamos más, esta batalla es y será nuestra.

Estudiantas Organizadas, Manitos en el bolsillo, 1° La Patria, Barrios de Pie, PJ, La Cámpora, Ciudad Creativa, Frente de mujeres Movimiento Evita, Marea, Consejería de las Mujeres y Disidencias- Fuerza Peronista en la Corriente de la Militancia, Nuevo Peronismo, 1° La Patria, Espacio Matria, Unidad Básica CFK, Instituto Proyectar, Bloque de Concejales del Frente de Todos, Unidad Ciudadana, ATE Verde y Blanca, CTA.

Por

Somos un espacio que busca con una perspectiva de géneros, reconocernos, encontrarnos y organizarnos desde las diferentes batallas que nos tocan atravesar día a día.

Volver arriba

Somos parte del proyecto nacional y popular, representados por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en el gobierno nacional, y por Axel Kicillof y Verónica Magario en el gobierno provincial.

Instagram

Seguinos